Un movimiento que hizo historia a pesar de su corto tiempo

No es difícil distinguirlos. Cabello largo, prendas floreadas, love, peace, colores, lentes redondos, pantalones acampanados, chaquetas con flecos, estampados, arcoíris… Por supuesto, que hablamos de los hippies.

¿Quién no ha escuchado hablar de ellos? Específicamente del Woodstock en 1969. Justo en ese momento se volvieron famosos a nivel mundial, porque hicieron historia.

En realidad, la palabra hippie se empleó por primera vez en 1965, en un periódico de San Francisco para referirse a este movimiento urbano que gritó al mundo que la guerra estaba mal y basó su ideología en el amor y la paz.

hoy en día, evolucionaron a la Generación Beat, que es el origen tanto de los rockeros, como de los hippies.

Te interesa: Satanismo y rock, la relación más antigua en el mundo de la música

Los hippies propusieron un estilo de vida: haz el amor y no la guerra. Con eso resumieron su postura pacífica para lograr una mejor sociedad.

A esto, le añadieron una clara conciencia de respeto al medio ambiente. Se posicionan en contra del consumismo y todo lo que tenga que ver con ese pensamiento.

1969 fue el año. En agosto se llevó a cabo el concierto de Woodstock que reunió en tres días a más de 450 mil personas.

The Who, Janis Joplin, Jimi Hendrix, Joe Cocker, Joan Baez, Jefferson Airplane, Creedence Clearwater Revival… fueron algunos de los nombres que se presentaron en el concierto.

El descubrimiento del LSD y la caravana The Merry Pranksters que el escritor Ken Kesey organizó para recorrer Estados Unidos promocionando las drogas psicoactivas con equipo de luz, sonido, proyectores e instrumentos orientales, fue otro momento importante en el movimiento hippie.

Algunos de ellos se entregaron por completo a las alucinaciones. El escritor, psicólogo y entusiasta de la investigación y uso de drogas psicodélicas, Timothy Francis Leary, fundó la Liga para el Descubrimiento Espiritual, una religión cuyo objeto de veneración era el LSD

Meses después, dos hechos terribles dañaron la reputación hippie: el asesinato de un chico negro en diciembre de 1969 por un Ángel del Infierno en el Altamont Speedway Free Festival y los terribles asesinatos de Charles Manson en 1970.

Ambos hechos estuvieron muy relacionados con el movimiento y frenaron la globalización que estaba teniendo la cultura hippie.

Por eso, aunque en la década de los 70 todavía se observaba algo de su estética, cada vez fueron menos.

Estética hippie

Aunque ya puede considerarse que los hippies están extintos, su estética es una de las más fuertemente instaladas en la sociedad.

Sus atuendos resurgen año tras año y lo más curioso, es que son las grandes empresas, cuyos hábitos de consumo eran rechazados por el movimiento, las que más han explotado la moda del movimiento.

Para muchos, los hippies terminaron convertidos en consumidores compulsivos de las creaciones de su propia cultura. 

Comentarios de Facebook

You may also like...