Share

The Boring Company de Elon Musk reinventa el transporte estadounidense

Imagina esto: eres multimillonario, empresario y súper inteligente. Estás atascado en el tráfico y se te prende la idea de hacer túneles subterráneos para liberar un poco el congestionamiento. Una idea increíble, ¿verdad? Bueno, esto fue lo que pensó Elon Musk.

Un día, se encontraba atrapado en una larga fila de vehículos en Los Ángeles y tuiteó que estaba harto de esa situación. Poco tiempo después, el cofundador de Tesla y SpaceX se propuso empezar a excavar túneles con la finalidad de crear un sistema de transporte autónomo que involucraría a los automóviles.

Pues bien, el sueño de muchos de transitar libremente por túneles subterráneos será un hecho en Los Ángeles y luego en Chicago. Y quizás, como para Musk nada es imposible, en unos años el transporte mundial será subterráneo. Estamos claros que este hombre es excéntrico y no le tiene miedo a las extravagancias.

Apenas unas horas después de que recibieran los permisos para construir su ambicioso proyecto, el empresario publicó en YouTube lo que parece ser la primera prueba de un Tesla en uno de los túneles.

Pero todo esto, no sería posible sin The Boring Company, la empresa de Musk y que, por cierto, no tiene nada de aburrida.

 

Sueños y tecnología

The Boring Company llegó para revolucionar la manera en la que viajan los estadounidenses. Y no, no hablamos de cohetes o naves espaciales – aunque más pronto que tarde podría ser así -, hablamos de transporte terrestre moderno, seguro y confiable.

Uno de los sueños de Elon es que las carreteras deben ser en 3D. ¿Por qué? Realmente odia el tráfico y que las ciudades se congestionen, por lo que se ha tomado muy en serio la búsqueda de algunas soluciones.

Debes leer: El satélite TESS y su genial misión de hallar planetas habitables

Algunos de estos proyectos podrían ser vehículos voladores y los túneles. Como en estos momentos los carros que vuelan no son una opción, The Boring Company se está dedicando por completo a las ideas subterráneas.

A pesar de que puede parecer que el proyecto de cavar túneles no es tan innovador, la empresa de Musk tiene algunas estrategias. Pretende usar excavaciones anticuadas de manera más eficiente.

La participación de The Boring Company es bastante completa. Buscan aumentar la velocidad para abrir los túneles de la ciudad, además, disminuir los costos. Estarán taladrando agujeros en las áreas urbanas, utilizando sus propios recursos.

Una de las cosas más interesantes acerca de esta innovación es, que los viajes en estos túneles costarían únicamente un dólar americano. Algunos de los viajes de prueba en sus primeras etapas de operación serían gratis.

Diferencias estratégicas

La empresa está utilizando tecnología avanzada para llevar este proyecto de transporte.

  • Nuevas TBM (Tunnel Boring Machines)

Son las máquinas excavadoras. Trabajarán con energía eléctrica en vez de con Diesel y tendrán el triple de la potencia en comparación con las de la vieja escuela. El objetivo de la compañía es reemplazar la maquinaria antigua por versiones nuevas.

  • Túneles más pequeños

En Estados Unidos la mayoría de los túneles son de ocho metros de diámetros. The Boring Company busca que solo tengan unos cuatro metros. Con esto, los tiempos de excavación serían más rápidos y habría ahorro.

Te interesa: ¿Podría ser el colisionador de hadrones la máquina que destruya al mundo?

Otras cosas bajo la manga

Los túneles subterráneos no son la única arma secreta que se trae Musk con su compañía. Este mismo año, el millonario anunció en redes sociales que si se vendían 500 mil gorras de su empresa, anunciaría la venta de un lanzallamas. Y así pasó.

Tengo que dejar claro que un lanzallamas es una idea súper horrible. Definitivamente no compres uno. A menos que quieras divertirte». Elon Musk

Cada unidad se vendió en 500 dólares y su objetivo no es que se utilicen como un arma, sino para pasar un buen rato. Tanto es así, que Musk también informó obre la venta de un extintor para apagar cualquier daño ocasionado por el excéntrico «juguete».

El llamado «Iron Man» de nuestro tiempo comentó que fueron reservados siete mil lanzallamas. La magnífica venta fue sin gastar demasiado dinero y tan solo con alguno que otro mensaje publicado en sus redes sociales.

Ayuda desinteresada

A Elon Musk no solo se le ocurren invenciones, también tiene buen corazón… Por varios días, la atención del mundo estuvo volcada en los 12 niños y su entrenador de fútbol que habían quedado atrapados el 23 de junio en una cueva de Tailandia debido a las lluvias. A través de Twitter, por supuesto, Musk extendió su mano en apoyo para agilizar el proceso.

Puso a la orden la tecnología de The Boring Company. Según la BBC, Musk ofreció un minisubmarino fabricado con piezas de cohetes. Pero, Narongsak Osotthanakorn, jefe de la misión de rescate y gobernador de la provincia de Chiang Rai, declinó la propuesta porque el aparato no era práctico para el procedimiento.

Los 12 chicos y su entrenador fueron salvados el 10 de julio gracias a un exitoso plan gubernamental y de voluntarios.

Ingenio público

Para promocionar sus proyectos, Musk recurre al marketing. Su canal de comunicación favorito es Twitter. Ahí no solo publica ideas locas de The Boring Company, también cualquier cosa que se le pasa por la mente y que puede terminar en una idea brillante.

Y bueno, con tantos inventos divertidos que trae esta compañía relativamente nueva –empezó en 2016- se puede decir que vendrán cosas muy sorprendentes. Si eres ingeniero, hasta tienes oportunidad de trabajar ahí, ya que se encuentran buscando talentos nuevos.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.