Share

Sin partido popular y activo en las redes sociales: así ganó el nuevo presidente de El Salvador

Nayib Bukele, con 37 años, fue elegido el 3 de febrero, nuevo presidente de El Salvador. Ya de por sí, su edad lo convierte en el mandatario más joven en América Latina actualmente, lo que es todo un hito. También marca precedentes en su nación porque acabó con 30 años de bipartidismo que se repartía el poder.

No obstante, el verdadero mérito de este muchacho es que no se labró el camino hacia la presidencia a través de las tradicionales campañas políticas. Esas que se hacen calle en calle, en mítines y debates con el adversario. Bukele se apoyó en las redes sociales y aunque muchos dudaron de su éxito, lo logró.

g>, pues se desempeñó como alcalde de San Salvador cuando militaba en el partido Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMNL), del que fue expulsado en 2017 por diferencias con sus colegas.

Experiencia en marketing

En el perfil que le hizo la BBC Mundo, se explica que Bukele preparó grandes campañas de marketing y exposición en las redes sociales con el fin de captar la atención de votantes jóvenes, que se sintieran identificados con él y su proyecto.

Sabía lo que hacía, porque el joven presidente tiene una empresa de marketing y la publicidad. De hecho, sus críticos lo acusan de haber hecho una campaña digital que lo metió en “una burbuja” y el escaso contacto cara a cara, contribuyó a crear una especie de mito sobre él. Pocos conocen sus pensamientos, propuestas y planes para El Salvador.

Aunque comenzó a estudiar Derecho, Bukele nunca terminó la carrera y más bien se enfocó en la agencia de publicidad que era de su padre. Sus afectos lo definen como alguien inteligente e innovador, probablemente eso pesó para que los electores le dieran su voto de confianza: querían un rostro joven, con nuevos planteamientos, aunque hasta ahora, no haya profundizado de qué tratan.

Lo cierto es que Bukele tiene un gran trabajo por delante, considerando que El Salvador es uno de los países de Latinoamérica con altos índices de violencia y pobreza, que empeora con la presencia aún de pandillas delictivas.

Te interesa: Las hamburguesas de la discordia de Donald Trump

En sus primeras declaraciones ha dicho que en su equipo de gobierno no repartirá cuotas a los partidos viejos.

En junio, Bukele asumirá el mandato y hasta entonces, su país espera saber qué hará para poner en marcha la prosperidad y el fin de las dificultades más graves que afectan los ciudadanos.

Aunque no se inclina ni “por la derecha ni por la izquierda”, el empresario se desmarcó desde ya de gobiernos como los del presidente venezolano Nicolás Maduro, quien actualmente lidia con una crisis social.

Dictadores como Maduro en Venezuela, Ortega en Nicaragua y Juan Orlando (Hernández) en Honduras, jamás tendrán legitimidad porque se mantienen en el poder a la fuerza y no respetan a los pueblos. Dictador es dictador. De ‘derecha’ o de ‘izquierda'», opinó en Twitter.

You may also like...