Share

Quizás has nadado en esperma de medusas sin darte cuenta

Imagina zambullirte en lo profundo del océano. Puedes pensar que tragarás agua y algunos otros compuestos marinos y estás en lo cierto.

Pero seguramente no tienes idea de que, entre esas sustancias está el semen de medusa.

Así es. Gracias a un estudio liderado por investigadores del Instituto de Biología Evolutiva (IBE) y del Instituto de Ciencias del Mar  (ICM-CSIC), se confirmó la presencia de ese líquido. Además, aseguraron que tiene altos índices nutritivos.

Los científicos encontraron que existe bastante metazoos en las muestras recogidas, de seis puntos distintos de la costa europea: Oslo (Noruega), Roscoff (Francia), Gijón y Blanes (España), Nápoles (Italia) y Varna (Bulgaria), y plantearon la hipótesis de que esos organismos proceden, en su mayoría, de gametos o semen de medusa de especies como ctenóforos, cnidarios y poliquetos.

Todos ellos, son animales en los que la fecundación se produce de forma externa. Los expertos detallaron que debido a los altos índices de esperma en el mar, el ecosistema marino está muy influenciado por la sustancia.

Se necesita más investigación para evaluar el efecto de los espermatozoides en los flujos de nutrientes microbianos, especialmente durante los eventos de desove”, detallaron.

Para uno de los autores del estudio e investigador de ICM-CSIC, Javier del Campo, el esperma “juega un serio papel” como fuente de alimento para otros organismos y animales del entorno marino.

La investigación también resaltó que la proporción de semen era prácticamente del 33% en las muestras obtenidas del mar. Es una cantidad considerable.

La buena noticia es que el esperma de medusa es inofensivo. Incluso es beneficioso. Aunque, esto último básicamente es para las especies más pequeñas, que se nutren de él.

Nuevas especies

El estudio marino no solo encontró semen en el mar. También sirvió para identificar más especies que hasta los momentos eran completamente desconocidas.

Se encontraron unos animalitos que suelen ser confundidos con las anémonas. Estos, se encuentran casi siempre en el fondo del mar. Son un nuevo grupo de urocordados.

Los resultados del estudio –publicado en la revista Scientific Reports– confirmaron que al menos un 85% de la biodiversidad animal es por ahora, desconocida.

A pesar de que hay más de 1,5 millones de especies animales descritas, se calcula que hay al menos, 8,5 millones más sin identificar.

Entre los desconocidos ha acelmorfos, platelmintos, quetognatos, nematodos y los urocordados.

Los resultados evidencian que los biólogos aún tenemos mucho trabajo por hacer para entender la diversidad animal marina», afirma Iñaki Ruiz-Trillo, profesor de investigación ICREA en el IBE.

El mar sigue siendo un gigante por descubrir… 

You may also like...