Share

La situación inédita que atraviesa Venezuela

Realmente, pocos lo esperaban. Hasta hace unas semanas, Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional (AN), era una figura poca conocida dentro y fuera de Venezuela. Hoy, es el presidente interino del país.

Este 23 de enero, aprovechando una fecha histórica (el final de la dictadura militar del general Marcos Pérez Jiménez, en 1958), miles de venezolanos salieron a las calles y reactivaron las protestas. ¿El anhelo? Sacar a Nicolás Maduro del poder. Le llaman usurpador.

itter.com/jguaido»>Guaidó, rápidamente llegó la declaración de Estados Unidos en la que apoyaba a quien fuera presidente del parlamento. No fue el único: también lo hicieron 11 países del Grupo Lima (entre ellos, Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Paraguay y Perú), así como la Organización de Estados Americanos (OEA).

El Ejecutivo de Maduro rompió relaciones diplomáticas con EEUU y le dio 72 horas al personal de la embajada para que abandone el país. No obstante, aún se desconoce si esta medida se ejecutará tras la asunción de Guaidó, quien pidió que no se podían acatar órdenes del «usurpador».

Guaidó cambió el juego de la política venezolana, que acaba de entrar a un panorama totalmente inédito que debe construir sus propias reglas, lo que supone mucha incertidumbre sobre lo que va a ocurrir en las próximas semanas.

Pero, ¿juramentarse es legal?

Basándose en los artículos 233, 333 y 350 de la Constitución, sí. Dichos textos establecen que en caso de ausencia absoluta del Jefe de Estado, corresponde al titular del Legislativo ocupar de forma temporal el Ejecutivo y convocar elecciones.

Artículo 233:

Serán faltas absolutas del Presidente o Presidenta de la República: su muerte, su renuncia, o su destitución decretada por sentencia del Tribunal Supremo de Justicia; su incapacidad física o mental permanente certificada por una junta médica designada por el Tribunal Supremo de Justicia y con aprobación de la Asamblea Nacional; el abandono del cargo, declarado como tal por la Asamblea Nacional, así como la revocación popular de su mandato. Cuando se produzca la falta absoluta del Presidente electo o Presidenta electa antes de tomar posesión, se procederá a una nueva elección universal, directa y secreta dentro de los treinta días consecutivos siguientes. Mientras se elige y toma posesión el nuevo Presidente o la nueva Presidenta, se encargará de la Presidencia de la República el Presidente o Presidenta de la Asamblea Nacional. Si la falta absoluta del Presidente o la Presidenta de la República se produce durante los primeros cuatro años del período constitucional, se procederá a una nueva elección universal, directa y secreta dentro de los treinta días consecutivos siguientes. Mientras se elige y toma posesión el nuevo Presidente o la nueva Presidenta, se encargará de la Presidencia de la República el Vicepresidente Ejecutivo o la Vicepresidenta Ejecutiva. En los casos anteriores, el nuevo Presidente o Presidenta completará el período constitucional correspondiente. Si la falta absoluta se produce durante los últimos dos años del período constitucional, el Vicepresidente Ejecutivo o la Vicepresidenta Ejecutiva asumirá la Presidencia de la República hasta completar dicho período.

La Asamblea Nacional (AN) está controlada por la oposición y según el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ, afecto al Gobierno de Maduro ), ese ente está en “desacato” desde 2016. El TSJ ratificó esta medida a principios de enero de 2019, y declaró que la nueva directiva de la AN encabezada por Guaidó, también era inconstitucional.

Lo anterior significa que todas las decisiones y leyes aprobadas por el parlamento opositor, son «ilegales».

Por su lado, Maduro asumió su segundo período el pasado 10 de enero, en medio de una vorágine de críticas que lo acusan de usurpador y dictador. Incluso, algunas naciones desconocieron su investidura.

Todos esos sucesos se sumaron a la grave crisis política, social y económica que azota a Venezuela desde hace varios años. Más recientemente, los ciudadanos sufren por los bajos sueldos, una hiperinflación que devora los ingresos, así como inseguridad, desempleo y el cierre de empresas privadas.

Asimismo, se estima que unos tres millones de venezolanos (dato de la Organización de Naciones Unidas (ONU) han abandonado el país, en busca de oportunidades laborales.

Debes leer: Venezuela: ¿cómo se vive en un país sin dinero en efectivo?

Esta vez es diferente

No es la primera vez que la nación sudamericana vive fuertes y constantes manifestaciones de calle.

En 2007, 2014 y 2017, las protestas estudiantiles y los enfrentamientos con cuerpos de seguridad acabaron con la vida de cientos de jóvenes.

La oposición perdió credibilidad entre los venezolanos y la desesperanza había invadido al país entero. Pero desde el 11 de enero de 2019, algo cambió.

Un día después de la juramentación de Maduro, en un confuso discurso, Guaidó sostuvo que, “asumiendo nuestro deber y el 333 de nuestra Constitución, que dice toda autoridad investida o no, debe colaborar con restablecer el orden de derecho, la Constitución; invocamos a todo el pueblo, asumiendo como presidente de la Asamblea Nacional legítima las competencias y representación del pueblo, de Venezuela”.

Minutos después, el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA) Luis Almagro, a través de su cuenta en Twitter, publicó:

El apoyo de otros países llegó rápido y con un gran peso. Esa es la principal diferencia. Esta vez, la comunidad internacional está más involucrada en la disputa: no solo desconoce a Maduro como presidente, sino que reconoce a Guaidó como Jefe del Ejecutivo.

Estados Unidos ha sido uno de los países más involucrados con la política venezolana en las últimas semanas. Funcionarios americanos han hecho caso omiso a las amenazas anunciadas por Nicolás Maduro, señalando que «no tiene poder».

Otro ingrediente que reanimó a la oposición, es la aparición de Guaidó, un político prácticamente desconocido, con un discurso diferente y un temple de acero. Un rostro nuevo que llegó para ponerle nombre a una posible transición tras el final del chavismo.

Todo esto encajó con una búsqueda de líderes nuevos y frescos; fue como un disparador de esperanzas», le dijo a BBC Mundo, Luis Vicente León, analista y encuestador venezolano.  

Otra diferencia entre el liderazgo opositor actual y el de hace años, es el llamado a los militares para que se unan a la causa.

Luego del 11 de enero, la AN aprobó una Ley de Amnistía que en teoría, le da a los militares un incentivo para colaborar en lo que llamaron el «restablecimiento del orden».

Obviamente, que Guaidó tendrá medido el impacto de su decisión (de juramentarse) y está claro también que EEUU está totalmente cuadrada, como el Grupo de Lima (sin México) y probablemente Europa. Esto es solo el comienzo. Es un momento de pulso de fuerzas, pero la pregunta es si hay apoyo militar interno suficiente y qué fuerza está dispuesta a usar EEUU Sin militares internos, la cosa es bastante difícil», concluyó el analista en la entrevista al medio londinense.

Hasta el momento de la publicación de este artículo, la Ley de Amnistía no ha cumplido con su cometido todavía. Ningún cuerpo militar de alta jerarquía le ha dado la espalda a Maduro, de hecho, el ministro de la Defensa, Vladimir Padrino López ratificó que las Fuerzas Armadas venezolanas están al lado de Maduro, a quien consideran «legítimo».

En las protestas del 23 de enero, en sectores como El Paraíso de Caracas, la represión se observó desde horas de la mañana. En la noche, a nivel nacional, se contabilizaban 13 muertos.

A partir de ahora estamos ante dilemas de alto calibre. Hoy comenzó un nuevo juego. Duro. Prácticamente de guerra abierta, una confrontación radical entre gobierno y oposición«, comentó el analista político venezolano Jesús Seguías a BBC Mundo.

El experto continuó explicando que la oposición tuvo muchísimo éxito con la movilización masiva del 23 de enero y más tarde, fue ratificiado con la juramentación de Guaidó.

El futuro de Venezuela está sujeto a cambios importantes y fundamentales en las próximas horas.

You may also like...