Share

Karl Lagerfeld, el maestro de la reinvención que cambió el mundo de la moda

Yo diseño como respirar. Tú no pides respirar, solo ocurre».

Los medios internacionales como el Paris Match o Closer, y también el especializado WWD, reportaron la noticia y el mundo de la moda se estremeció.  

Para muchos, Karl Lagerfeld fue un dios entre los mortales. Permaneció en la cima durante más de medio siglo hasta el día de su fallecimiento, cuyas causas aún se desconocen.

echo propio. Era reconocible al instante: trajes negros, cabello blanco, cola de caballo y gafas oscuras.

Soy como una caricatura de mí mismo y eso me gusta», es una de las citas legendarias que se le atribuyen.

Tuvo la combinación perfecta de ego, instintos artísticos y visión para los negocios, una fórmula infalible que lo hizo temible y venerado por igual en el mundo de la moda.

Te interesa: Así fue como Donatella Versace renació de sus cenizas

El káiser

Karl Otto Lagerfelt (cambió una letra del apellido para que sonara «más comercial»), nació en Hamburgo el 10 de septiembre de 1933. Con apenas 14 años de edad, se mudó a París donde estudió Historia y Dibujo.

En entrevistas, el diseñador decía que tuvo una vida privilegiada desde pequeño. Su padre, un empresario alemán y su madre sueca, le daban todo.

Mi padre nunca decía que no, así que siempre tuve lo que quise. A los 20 años de edad, tuve un auto Bentley», citó The Hollywood Reporter.

Resultó extraño y sospechoso que no acudiese al desfile de Chanel que se llevó a cabo el 22 de enero de 2019. Las especulaciones apuntan a que venía con problemas de salud. Virginie Viard, su mano derecha y quien podría sustituirlo en la firma, lo excusó diciendo que se sentía cansado.

Su historia de amor con la moda comenzó cuando apenas era un niño y acudió a un desfile de moda de Dior. Ese mismo día, comenzó a dibujar ropa y poco a poco, fue confirmando que su vocación le llevaría muy lejos.

En 1954 y compitiendo con otra genio de la moda, Yves Saint-Laurent, ganó su primer premio.

El también llamado “káiser de la moda”, fue director artístico de Chanel desde 1982. Creaba 10 colecciones anuales para la casa e incluso, él mismo se definía como “una máquina”.

Realizaba las campañas de moda, una de las últimas con la española Penélope Cruz como musa.

Un hombre sin miedo de decir lo que pensaba. En el 2012, llamó “un poco gorda” a Adele. También dijo que los hombres rusos “son tan feos que si fuera yo una mujer rusa, me haría lesbiana”.

Otro de sus comentarios fue que odiaba a los niños. También manifestó que los estampados florales eran para mujeres gordas de mediana edad o que la clase media no tiene suficiente clase. No será bien recordado por muchos, definitivamente. Amor y odio.

Hasta los momentos, no se tiene certeza sobre qué pasará con su sucesión, ya que a él no le gustaba hablar sobre el tema. Decía de sí mismo que era “inmortal”. No deja descendencia y murió soltero.

Solo se le conoce su querida gata Choupette, a la que convirtió en ícono de las redes sociales y por supuesto, que heredará su fortuna.

Lagerfeld tuvo la oportunidad de trabajar sus diseños con grandes estrellas de la cultura pop como Madonna (a quien le hizo trajes para sus giras), Justin Bieber, Kristen Stewart, Pharrell Williams, Lily Rose-Depp, Julianne Moore, Miley Cyrus, Willow Smith, Kendall Jenner, Tilda Swinton, Cara Delevingne y su musa, Keira Knightley, quien se unió a Chanel’s Coco Mademoiselle en 2006.

Kristen Stewart declaró para V Magazine en 2017: «Él (Karl) es un artista compulsivo – obsesivo y eso, es contagioso. Es amable, es quien es por una razón. Soy muy afortunada de poder compartir con él, el mismo espacio frecuentemente».

La moda lo llora

El primero en pronunciarse sobre el fallecimiento del modisto fue el empresario Bernard Arnault, CEO del gigante de lujo LVMH y el hombre más rico de Francia y de la Unión Europea (UE).

Aseveró estar “profundamente entristecido” por la pérdida de Lagerfeld.

La moda y la cultura están perdiendo una gran inspiración, ha ayudado a hacer de París la capital de la moda del mundo y de Fendi, una de las casas italianas más innovadoras”, señaló en un comunicado.

La make up artist de Chanel, Lucía Pica, también se sumó a las condolencias.

Gracias Karl por lo que trajiste al mundo. Tendré conmigo no solo tu increíble inspiración, sino también la gran alegría de conocerte y experimentar tu generosa y amable atención”, publicó en su Instagram.

La gran Dontella Versace fue otra de las primeras personalidades en reaccionar.

Tu genio tocó las vidas de tanta gente, especialmente la de Gianni y la mía. Nunca olvidaremos tu increíble talento e infinita inspiración, siempre aprendimos de ti”.

La prestigiosa revista Vogue nombró al alemán «El maestro de la reinvención», pues según The Hollywood Reporter, presentó una novedosa visión de las chaquetas de tweed, los bolsos e impulsó las perfectas perlas que definieron a Coco Chanel. Sin él, muchos daban a la Casa Chanel como perdida.

No hay dudas de que «el káiser» deja un legado en la industria de la moda que sirve de referencias para las nuevas generaciones.

You may also like...