Share

¿Es posible un futuro como el planteado en «Terminator»?

Spielberg, Asimov, Kubrick y otros tantos visionarios del siglo XX lo plantearon a través de películas.

Robots, esqueletos de metal, máquinas con vida que se rebelan en contra de la humanidad y causan estragos. Se vuelven prácticamente invendibles. Combinan la fuerza con la inteligencia.

La humanidad se convierte en la enemiga de las máquinas. 

Todo esto de la inteligencia artificial (IA) no es algo nuevo. Desde 1950 se puede conocer esta tendencia, pero por supuesto que ha avanzado muchísimo desde entonces y se desarrolla más cada día.

En el 2000 conocimos el robot asesino T-800, conocido como Terminator. Apareció en la saga con un tejido vivo que recubre el endoesqueleto de metal y recibe órdenes de Skynet para asesinar.

Skynet es un sistema de inteligencia que se apoderó de todas las computadoras del mundo. ¿Cómo competir contra eso?

Te interesa: Los superhumanos vienen acompañados de un gran exoesqueleto

Aun así, la fabricación de robots no tiene descanso. El ejército de Estados Unidos está desarrollando aparatos similares al hombre que recuerdan bastante a los de las películas «Terminator».

De aquí al 2030, planean construir una fuerza armada prácticamente robótica, pero controlada por humanos. Un ejército de máquinas. Parece el tema de una próxima película de ciencia ficción.

El director del Movimiento Latino USA, Lorenzo Topete, afirmó en una entrevista que se está planteando tratar de lidiar menos “con la psique humana y todas las consecuencias de la guerra y la destrucción entre humanos”.

En el 2010 hubo más suicidios de soldados que muertes en combate en Medio Oriente. Y hay cifras de estudios todavía no oficiales de que entre un 40% y un 50% de la población americana usa algún tipo de antidepresivo”, señaló.

Lo que se busca con la construcción de estos robots, es no enviar tantos humanos a la guerra y evitar los daños emocionales que afectan a los soldados.

Por su parte, la unidad Darpa del Ejército de USA está desarrollando kits robóticos, como exoesqueletos, para darles a los soldados fuerza sobrehumana y capacidades visuales que les facilitarán algunas maniobras.

Hasta ahora, ningún sistema de IA tiene conciencia y se supone que todos están programados para ayudar a la humanidad. Estando bajo órdenes humanas, nada podría salir mal…

Los androides C-3PO de «Star Wars» y Baymax de «Big Hero», han servido de inspiración a la industria de la inteligencia artificial. En el mundo real, los robots de compañía cada vez se hacen más presentes. Cumplen la función de servir a sus amos.

Debes leer: Niño robot puede entrenar a estudiantes de medicina

Un ejemplo de esto, es el robot Pepper. Fabricado por la compañía de tecnología SoftBank y agotado a solo horas de haber salido a la venta.

Pero, ¿qué pasaría si el ser humano llega a crear una inteligencia artificial igual o superior a la suya?

Al parecer, el mundo puede respirar tranquilo, porque esto puede tardar mucho en llegar o capaz nunca ocurre. Son varios los expertos que han hablado al respecto.

El diseñador de videojuegos, Ian Bogost, escribió un artículo para The Atlantic que se tituló: «La inteligencia artificial ha perdido el sentido». 

De igual forma, el profesor Jerry Kaplan, de la Universidad de Stanford especializado en el análisis económico y social de la IA, escribió para MIT Review:

Deberíamos dejar de describir estas modernas maravillas como protohumanos y en vez de eso, empezar a hablar de ellas como la nueva generación de flexibles y poderosas máquinas […] y aceptarlas por lo que realmente son, herramientas para lograr un futuro más próspero y confortable”.

En un evento de tecnología que reunió a varios líderes de la transformación artificial, Ramón López de Mántaras, del Instituto de Investigación Artificial de España, dijo que “las películas lo han hecho muy bien, nos han transmitido una imagen muy alejada de lo que realmente ocurre”.

Lee también: Detroit Become Human asoma un futuro lleno de androides

Pero lo cierto, es que realmente la tecnología está reemplazado la mano de obra. Solo en Estados Unidos, de aquí al 2030, 73 millones de personas habrán perdido su empleo.

Las máquinas inteligentes son más rápidas, no se cansan y no exigen tanto como el personal humano. Parece una buena idea para las grandes industrias, ¿cierto?

Algunos periódicos de la importancia del The New York Times, han hecho énfasis en este tema. Recientemente, publicaron un artículo de cómo los trabajadores de Amazon están laborando en alianza con los robots de la compañía.

Después de todo esto, lo único que queda claro, es que los avances en la robótica están lejos de cesar… No sabemos lo que podría ocurrir. ¿Asustado?

You may also like...