El odio deja su rastro de sangre y muerte en Nueva Zelanda

Rezar pacíficamente dentro de un templo fue lo último que hicieron al menos 49 personas que fueron asesinadas a tiros en la ciudad de Christchurch, en Nueva Zelanda. En hechos casi simultáneos, sujetos atacaron dos mezquitas que el viernes 15 de marzo, realizaban las oraciones rutinarias.

La BBC Mundo informó en su web que un hombre armado abrió fuego dentro de la mezquita de Masjid al Noor, en el centro de Christchurch y minutos luego, se reportó otro ataque en una mezquita en la zona de Linwood. Ambos sucesos dejaron casi 50 heridos, entre adultos y niños.

para presentar cargos.

Se trata de un hombre que había publicado un manifiesto en el que se identificaba como australiano de 28 años y mostraba una ideología antiinmigrante y de extrema derecha.

Te interesa: Intolerancia y prejuicios, la combinación fatal culpable de los crímenes de odio

Sangre fría

En los dos sucesos de las mezquitas hubo saña y sangre fría a la hora de disparar descontroladamente contra la feligresía. De hecho, uno de los tiradores realizó una transmisión en vivo del ataque a través de sus redes sociales. Grabó todo con una cámara que tenía en su cabeza.

Facebook reportó que de inmediato eliminó los perfiles del sujeto, así como el material audiovisual de las cruentas agresiones.

En todo el mundo hubo rechazo y muestras de acompañamiento hacia las familias de las víctimas mortales y los heridos. Esta es la primera matanza de gran magnitud que ocurre en Nueva Zelanda en toda su historia.

Los testimonios de los testigos hablaron de la rapidez con la que los atacantes dispararon contra los presentes en los templos. Las escenas fueron de personas huyendo despavoridas, ensangrentadas o tiradas en el suelo.

Como otros hechos similares, lo acontecido en Nueva Zelanda es el reflejo del odio, antisemitismo, racismo e intolerancia que aún en esta era, se vive en cualquier rincón del mundo.

Tratar de explicar tal nivel de violencia y maldad, cada vez resulta más complicado…

Comentarios de Facebook

You may also like...