El ocultista místico que influyó en grandes bandas y canciones de la historia

No cualquiera llega a ser el autor de más de 80 obras. Además de traductor, montañero y viajero… Tampoco podemos dejar de mencionar que fue un gran conocedor de la magia, cábala, esoterismo y yoga.

Edward Alexander Crowley, más conocido como Aleister Crowley y apodado «The Great Beast«, sin duda alguna es uno de los personajes más místicos de toda la historia.

En allthatsinteresting.com lo describen como «the wickedest man in the world’ y maestro de la oscuridad.

arios galeses, que murieron cuando apenas era un niño. Quedó huérfano y heredó una gran fortuna. Fue criado por dos tías solteras que pertenecían a los Hermanos de Plymouth, una religión de corte evangélica, conservadora y muy puritana.

Comenzó a escribir estando en Cambridge, aproximadamente en 1890. De esa época, datan sus primeros ensayos, novelas y poemas eróticos.

Te interesa: Cienciología, ¿hablamos de una religión o de un negocio?

Ingresó en el Templo Isis-Urania de la Orden Hermética del Alba Dorada, ahí escaló rápidamente los grados iniciáticos inferiores y se igualó con otros importantes miembros de la misma, como William Butler Yeats y S.L. McGregor Mathers.

En pocos años, se convirtió en un célebre ocultista, conocido en los medios esotéricos como Baphomet, uno de los nombres mágicos que adoptó. Escribió dos de sus obras más renombradas que son: «Magick in Theory and Practice» (1913) y el «Liber AL vel Legis» («El libro de la Ley», 1904).

Abandonó la Orden Hermética del Alba Dorada y creó la organización ocultista Astrum Argentum, A.A. También fue líder de la O.T.O. (Ordo Templi Orientis) en que rige su ley de Thelema.

Haz tu voluntad

Según Wikipedia, Thelema es una filosofía de vida basada en las máximas «haz tu voluntad: será toda la ley», y «amor es la ley, amor bajo voluntad». Los seguidores de Thelema (que reciben el nombre de telemitas) utilizan estas frases como eje central de su filosofía vital y su práctica esotérica.

Algunos escritos del cristianismo primitivo usan esta palabra para referirse a la voluntad del dios Yahvé.

El sistema de Thelema de Crowley comienza con «El Libro de la Ley».

Este texto fue escrito en El Cairo, Egipto. Contiene tres capítulos. Según Crowley, tomó dictado de una entidad llamada Aiwass, a quién identificó como su Santo Ángel Guardián.

En la Thelema, se usa la meditación y la magia. Esta última, es un sistema de disciplina para entrenamiento físico, mental y espiritual. Aleister recomendó usarla para descubrir nuestra verdadera voluntad.

Debes leer: ¿Estás preparado para convertirte al zoroastrismo?

Crowley exploró profundamente los caminos de la magia, no hablamos precisamente de jugar la ouija y cosas por el estilo, sino de rituales complejos, de metodología exacta y encaminada a contactar entidades desencarnadas.

Uno de sus rituales más comentados fue el que realizó en la mansión de Boleskine House, una casa situada en el Lago Ness, según algunos portales web, el ritual se salió de control y desencadenó todo tipo de males.

De hecho, una de las leyendas cuenta que el famoso monstruo del Lago Ness no es más que una entidad maligna liberada por la imprudencia de Crowley.

También asegura que la mansión de Boleskine House quedó marcada para siempre. La célebre vivienda ardió misteriosamente hace algunos años.

El director Liam Gavin plasmó estas creencias en la película «A Dark Song» (2017).

Otro de los rituales famosos de este hombre, fue el que realizó con su colega Victor Neuburg en Argelia, donde se dice fueron atacados por Choronzón, el Guardián del Abismo, uno de los seres más terroríficos del otro lado de la realidad.

La bestia de Choronzón da nombre a una de las obras maestras del black/death progresivo, el disco publicado en el 2003 por Akercocke. Pero claramente, esta no ha sido la única relación entre Crowley y la música.

En algunas ocasiones hasta se llegó a afirmar que Aleister Crowley practicaba misas negras. En culturizando.com está la respuesta del mismo Crowley:

Para practicar magia negra tienes que violar todo principio de la ciencia, decencia e inteligencia. Debes estar obsesionado con una idea demente de la importancia del mezquino objeto de tus detestables y egoístas deseos. Se me ha acusado de ser “mago negro”. No se ha hecho jamás afirmación más tonta sobre mí… La Misa Negra es un asunto totalmente diferente. Yo no podría celebrarla aunque quisiera, porque no soy un sacerdote consagrado de la Iglesia Cristiana. El celebrante debe ser un sacerdote, porque toda la idea de la práctica es profanar el Sacramento de la Eucaristía. Por consiguiente, debes creer en la verdad del culto y la eficacia de su ritual”.

Magia musical

Su vida y obra influyeron en muchos famosos.

Podemos nombrar a gente como el pintor Austin Osman Spare, el director de cine y escritor hollywoodense Kenneth Anger, Jimmy Page, guitarrista de Led Zeppelin, el escritor Paulo Coelho, The Beatles (Crowley aparece en la esquina superior izquierda de la portada de «Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band«) y el cantautor brasileño Raul Seixas que grabó canciones como «A Lei» (La Ley) y Sociedad de Alternativa con ideales Thelemistas.

Jimmy Page compró la mansión de Crowley (antes de que se quemara) y se dedicó a realizar sus propios rituales mágicos. Muchos creen que el éxito de la banda se debió a esas prácticas.

Bruce Dickinson de Iron Maiden, es considerado uno de sus fanáticos más fervientes. Escribió y dirigió una película sobre la vida de Crowley: «Chemical Wedding» (2008).

Además compuso varios temas sobre el mago: «Man of Sorrow», «Revelations» y «Moonchild».

Ozzy Osbourne hizo una canción llamada «Mr. Crowley» publicada en el disco «Blizzard of Ozz» (1980).

Lee también: Satanismo y rock, la relación más antigua en el mundo de la música

Crowley también es mencionado en la canción «Quicksand» de David Bowie, en su álbum «Hunky Dory» de 1972. Y en el libro «París era una fiesta» de Ernest Hemingway.

Este misterioso hombre no solo se dedicó a la magia y a las religiones oscuras, también fue un montañero muy activo que practicaba el alpinismo y el himalayismo. Perteneció a la primera expedición europea que intentó conquistar la cumbre del Kangchenjunga, en la que permaneció varios días a gran altitud sin asistencia respiratoria, porque en ese momento no existían las botellas de oxígeno.

Como si fuera poco, vivió en Londres, Foyers, París, Nueva York, El Cairo y Cefalú y recorrió China, India, Ceilán, Birmania, Marruecos, Argelia, Túnez, Egipto, España, Francia, Italia, Suiza, México, Canadá, Chile, Argentina y otros países.

Un ser realmente interesante, ¿cierto?

Comentarios de Facebook

You may also like...