¿Es buena idea (o no) reconciliarte con tu pareja?

Muchos aseguran que las segundas oportunidades no son buenas, que la gente no cambia o que hay cosas que no se pueden perdonar. Y tienen razón en gran parte, pero en la vida no todo es blanco o negro.

Cuando parece que todo está perdido, algunas veces el tiempo, crecer por separado, madurar y reencontrarse, puede significar una segunda oportunidad en pareja.

2019/02/adult-affection-bed-414032-1-768×1024.jpg» alt=»» class=»wp-image-17716″/>

El psicólogo clínico Luis Caraballo, explicó para el diario Primera Hora, que si bien cada persona es un mundo y cada pareja es totalmente diferente, en términos generales, es posible retomar una relación con posibilidades reales de éxito.

Te interesa: Fracasar y perder tienen diferentes significados en la vida

Pero Caraballo recalca que para que esto suceda, ambas partes deben tener presente que la reconciliación es un proceso de crecimiento y cambio prolongado que requiere esfuerzo, paciencia y modificación de algunas conductas.

Las segundas oportunidades pueden funcionar, definitivamente y hay muchos casos en los que esas segundas rondas son mejores que las primeras, porque ambos han aprendido y se valoran mejor. Eso puede ocurrir quizás porque cuando vuelven a encontrarse, están en una etapa en la que son más maduros, flexibles y comprensivos”, detalló en la entrevista.

Otro factor que puede ser clave para que una reconciliación sea sólida es que ambos se hayan dado un tiempo por separado para poder analizar la situación e identificar esos problemas que ocasionaron la ruptura.

Caraballo señaló que en muchas ocasiones se aprende a valorar el cariño y la compañía de la otra persona cuando la relación se ha perdido. Haber sentido esa tristeza y ausencia, suele impulsar a cuidar de la relación para siempre.

En mi experiencia profesional, las relaciones que duran más cuando regresan con sus antiguas parejas, son aquellas en las que la reconciliación no fue rápida. Por ejemplo, si llevas un tiempo significativo con tu pareja, se dejaron, cada cual tiene experiencias diferentes y regresan nuevamente al paso de digamos, dos años o más. Esas parejas duran mucho más que las que se dejaron y volvieron a los tres meses, por decir algo”, precisó el psicólogo.

Eso sí, el profesional deja en claro que para que la relación prospere, no todo son buenas intenciones… Se deben hacer cambios.

Debes leer: ¿Tu familia odia a tu pareja? Respira y sigue estos consejos

Reconciliación sexual

El doctor Douglas LaBier, analista, psicoterapeuta y psicólogo de Washington D. C, director del Centro de Desarrollo Progresivo, dio una entrevista para un medio norteamericano, en donde resaltó que muchas parejas utilizan los encuentros sexuales como una forma de reconciliación luego de una discusión.

La vida sexual y las relaciones de las parejas a menudo disminuyen con el tiempo, su pasión y excitación. Esto, recibe el nombre de rutina.

A esa repetición se le unen otros malentendidos y molestias: desacuerdos sobre las finanzas o incluso, cosas triviales como dónde colocar un mueble o a qué lugar ir de vacaciones.

Según el doctor LaBier, existe un estudio reciente sobre el sexo en las parejas que descubrió que una conexión más fuerte y amorosa está asociada a la experimentación de mejor sexo.

Otras investigaciones también descubrieron que la actividad cerebral de algunas parejas que están juntas por largo tiempo, pero que mantienen una intimidad sexual fuerte y emocional, lucen como las parejas que acaban de juntarse en medio de la excitación de su nuevo romance.

En conclusión, se ha descubierto que las reconciliaciones en la pareja crean relaciones emocionalmente sustentables y muy importante, también sexuales.

Lo que no ayuda…

En el portal psicoactiva hicieron una lista de los factores que no ayudan en una reconciliación.

Suponer que funciona el borrón y cuenta nueva. Esto no es así. Es como creer que un carro descompuesto vuelve a marchar por arte de magia, solo deseándolo muy fuertemente.

– Regresar a la relación solo para mantener la misma situación de comodidad.

Lee también: ¿Qué tan real es eso que llaman almas gemelas?

Volver solo para hacerle la vida imposible al otro o para vengarse de las situaciones del pasado.

– Suponer que todos los problemas se arreglan con buen sexo o palabras bonitas del estilo “yo cambié, maduré”.

Creer que se sigue amando profundamente a la pareja, en ocasiones solo es costumbre. Hay que analizar bien cada situación.

– Estar con la pareja por miedo a la soledad. La codependencia emocional puede ser muy peligrosa.

– Pensar que la pareja es la única persona que le va a entender en el terreno: espiritual, familiar, psicológico, social, sexual, económico, etc.

¿Quieres un buen ejemplo de reconciliaciones y crecimiento personal? Ahí están Miley Cyrus y Liam Hemsworth.

Estas estrellas tuvieron una relación que no funcionó al principio, se dieron un tiempo, entendieron sus defectos y virtudes y guess what, lo volvieron a intentar y todo marchó a la perfección: ahora están casados.

Sabemos que no todas las parejas son iguales, solo te recomendamos analizar si vale la pena volver con alguien. No olvides revisar las razones que te llevaron a terminar el romance.

Comentarios de Facebook

You may also like...